La fotografía a color & la Síntesis Aditiva y Sustractiva de Color


La fotografía a color & la Síntesis Aditiva y Sustractiva de Color.

 

Con la difusión fotográfica impulsada por parte de George EASTMAN y los nuevos inventos popularizados por la Eastman Kodak Company a finales del Siglo XIX, la fotografía tomó un nuevo rumbo.

Las cámaras fotográficas fueron evolucionando no sólo en cuanto a su eficiencia y funcionalidad, sino que también se desarrollaron nuevas lentes, quedando sólo pendiente la problemática de elaborar un proceso científico que permitiese hacer fotografías a color.

Como vimos al tratar el tema de La Luz y su Percepción por el Ojo Humano, la luz blanca se puede descomponer en los siete colores que conforman la longitud de onda que corresponden el espectro visible del ojo humano: violeta, azul, cian, verde, amarillo, naranja y rojo.

Esto ya había sido descubierto por Isaac Newton a finales del Siglo XVIII al descubrir que la luz blanca estaba formada por espectros de color que podían ser desmembrados mediante un prisma.

Incluso se le atribuye a Newton la invención de un disco que lleva su nombre, el cual consiste en un circulo dividido en secciones que se encuentran coloreadas con los siete colores puros del espectro visible, que al girar a gran velocidad se ve de color blanco, lo que prueba su teoría de que la luz blanca está formada por los siete colores del arco iris.

Descomposición de la luz al atravesar un prisma.
Descomposición de la luz al atravesar un prisma.

De esta manera, ya las bases científicas para elaborar un sistema de color que permitiese captarlo fotográficamente ya eran conocidas, sólo faltaba diseñar un proceso que permitiera captar la luz de color para poder volcar esa información en un una fotografía a color.

Este tema fue abordado por científicos que estudiaron la luz y sus propiedades, como así también se enfocaron en la formación del color y en su percepción por el ser humano.

Con el correr del tiempo se fueron elaborando diferentes sistemas para poder reproducir el color, aunque todos estos sistemas responden para sintetizar el color responden a dos modelos antagónicos: uno que añade y otro que sustrae color de la luz blanca, los cuales son conocidos como Síntesis Aditiva y Síntesis Sustractiva de color.

La teoría de la visión del color denominada YOUNG – HELMHOLTZ.

A principios del Siglo XIX, el científico inglés Thomas YOUNG desarrolló una hipótesis sosteniendo la existencia de tres tipos de receptores fotosensibles en la retina del ojo humano, los cuales tenían la función de registrar diferentes secciones del espectro de color, y eran los encargados de generar la visión a color en el ojo humano.

Ya para mediados del Siglo XIX, esta teoría fue reformulada por el médico y científico alemán Hermann VON HELMHOLTZ, quien propuso la existencia de una curva de sensibilidad espectral, sosteniendo también que sólo un determinado tipo de receptor de color podía ser activado por una longitud de onda específica.

Partiendo de esta hipótesis, su postura concluía en que los fotorreceptores no eran exclusivos de una determinada longitud de onda, sino que tenían un límite de sensibilidad correspondiente a los matices que presentan los colores rojo, verde y azul.

De esta manera, surgió como conclusión de ambas teorías que la percepción del color en el ojo humano tenía lugar a partir de la combinación de las secciones de color en un área específica del ojo, y a partir de dicha mezcla se generaban los distintos matices que nos permite percibir el color.




La primera fotografía con color.

El físico y matemático británico James Clerk MAXWELL desarrolló una teoría del color y de la visión, siendo que en el año 1861 logró demostrar que era posible tomar fotógrafas a color utilizando una serie de filtros de color rojo, verde y azul.

Partió de la base de la Síntesis Aditiva, ya que fue mezclando luces de los colores primarios cómo logró crear la primera fotografía con color permanente.

Dio a conocer su método en el año 1961, cuando en la ciudad de Londres hizo una demostración junto al fotógrafo Thomas Sutton a quien le indicó como llevar adelante el procedimiento tomando una serie de fotografías de una cinta de tartán.

Su método consistía en hacer tres tomas iguales, cada una de ellas con un filtro de color rojo, verde y azul. Una vez que los negativos habían sido revelados, se trasladaba la imagen a una placa de cristal, para luego proyectar estas tres imágenes en tres proyector distintos, equipado cada uno con el mismo filtro de color original.

La resultante de este experimento de superponer las tres imágenes sobre una misma pantalla fue generar una imagen final a color, que se formaba a partir de la combinación de la luz coloreada por estos filtros rojo, verde y azul.

Cinta de Tartán - James Clerk Maxwell, 1861.
Cinta de Tartán – James Clerk Maxwell, 1861.

Pese al gran avance que supuso este método, el cual utiliza el mismo sistema que las pantallas modernas, debido a lo poco práctico y engorroso que resultaba, no fue explotado comercialmente.

Las primeras placas de fotografía a color.

Tal como referimos en otros artículos, el método fotográfico más utilizado en la antigüedad fue el de la Placa Húmeda de Colodión, que se impuso desde su invención en el año 1851 ya que permitía utilizar tiempos muy cortos de exposición (apenas unos segundos), y permitía hacer copias (cosa que el daguerrotipo no) y además presentaba mayor nitidez que el calotipo inventado por Henry FOX TALBOT.

La gran revolución se produjo en el año 1873 cuando el fotógrafo y químico Hermann Wilhelm VOGEL descubrió que la placa de colodión húmedo normalmente sólo sensible al azul podía hacerse más sensible al verde tratándola con algunos tintes de anilina, y ya para el año 1884 logró sensibilizar la placa a la luz naranja.

Esta carrera por desarrollar una placa que pudiera ser sensible a todos los colores del espectro visible llegó a su fin cuando en el año 1906 WRATTEN y WAINWRIGTH, en Londres, introduzcan la placa pancromática.

Este avance científico permitió que en el año 1907 salieran al mercado las placas de vidrio Autochrome (o autocroma) siendo este el primer sistema comercializado de fotografía a color, y el único que se mantuvo  disponible hasta 1935.

Esta placa utilizó de Síntesis Aditiva. Patentado en el año 1903 por los hermanos Lumière, y siendo comercializado desde 1907, resultó ser el único procedimiento en color disponible hasta el año 1935.

Este sistema utilizaba una placa positiva transparente, lo cual al igual que el daguerrotipo no permitía hacer copias, que montada sobre la base de una película en blanco y negro incorporaba presentaba la particularidad de tener un compuesto formado por microscópicos granos de almidón que eran teñidos de color naranja, verde y morado para que actúe como filtro de color.

Esta pantalla actuaba como filtro selectivo de los colores primarios durante la exposición, produciendo diferentes densidades de los mismos en la imagen dependiendo del color real y su intensidad, siendo que al revelar la placa iban surgiendo los colores complementarios.

Tras el revelado y positivado de la placa, la observación a la luz blanca a través de la misma pantalla de filtraje producía una aceptable impresión en color.

La evolución de las películas fotográficas a color.

El sistema de las placas Autochrome fue el único procedimiento color disponible y tuvo mucho éxito hasta que en 1935, Kodak sacó al mercado su película color Kodachrome que fue la primera película diapositiva en color y que resultó comercializada a gran escala hasta 2009, año en el cual Eastman Kodak Conpany dejó de producirla por su escasa demanda fruto de la fotografía digital.

Esta película se basó en tres emulsiones coloreadas y a diferencia de los procesos que existían en esa época utilizaba un método de revelado sustractivo que requería un proceso de revelado muy complejo por parte de un laboratorio especializado, lo cual no permitió que esté al alcance lo los fotógrafos aficionados.

Esta película se utilizó durante muchos años para fotografía profesional en color, sobre todo por la fidelidad con que representaba los clores del mundo real y la posibilidad de almacenarla durante largos períodos de tiempo sin que se deteriore su calidad..

Esta fue la película que utilizó Steve McCurry para tomar el famoso retrato de Sharbat Gula, “la niña afgana” en 1984 que fuera portada de la revista National Geographic.

Desde mediados del Siglo XX, la mayoría de las películas a color, exceptuando la Kodachrome, son basadas en tecnologías descubiertas por la empresa alemana AGFA que desarrolló en 1932 la película a color “Agfacolor”, la cual en sus inicios fue similar a la francesa Autochrome, hasta que en el año 1936 AGFA introdujo la película Agfacolor Neu (Nueva Agfacolor) que en 1939 fue modernizada como película negativa y para uso cinematográfico.

En esta nueva película desarrollada por AGFA poseía tres capas emulsionadas que eran sensibles a los tres colores primarios, pero presentaba la particularidad de que los acopladores de color estaban incorporados en las capas de la película, lo cual facilitaba el revelado y favoreció su popularidad.

En 1942 Eastman Kodak comenzó a producir películas negativas en color de las que se podían obtener copias positivas en color, la Kodacolor.

Finalmente en el año 1963, fue la empresa norteamericana Polaroid la encargada de introducir al mercado una película instantánea en colores.




Espero que el contenido haya sido de tu interés, y si te parece que le podría servir a alguien más, compartilo en las redes sociales haciendo clic en los botones que tenés abajo a la izquierda.

Si tenés alguna duda o sugerencia, dejámela en los comentarios.

Para recibir más información SUSCRIBITE A MI BLOG Y MANTENETE ACTUALIZADO!

Y si deseas continuar con el curso, te invito a que hagas clic en el siguiente enlace para que veamos: “Las Propiedades de la Luz. Parte I: La Propagación y la formación de las sombras“.
 

Deja un comentario