Las Propiedades de la luz. La Reflexión & sus Aplicaciones Prácticas

Las Propiedades de la luz. Parte III: La Reflexión & sus Aplicaciones Prácticas

 

La Reflexión.

Cuando pensamos en la reflexión solemos visualizar a una imagen que se refleja sobre una superficie, siento tal vez el ejemplo más claro el que todos pudimos haber observado al vernos en un espejo, o incluso cuando podemos contemplamos un paisaje que se ve reflejado sobre un espejo de agua.

Este fenómeno óptico, que ya fue estudiado desde la antigüedad en función de que el mismo es posible verlo a simple vista en la naturaleza, suele presentarse junto con el de la Refracción.

Sin embargo ambos pueden diferenciarse claramente, por cuanto el primero –tal como lo señalamos en el artículo “La Luz y sus Propiedades. Parte II: Difracción e Interferencia, Refracción & Dispersión” se presenta cuando una onda de luz que se propaga en línea recta sufre un cambio en trayectoria desviándose de su recorrido rectilíneo que analizamos en “La Luz y sus Propiedades. Parte I: La Propagación y la formación de las Sombras”.

Entrando de lleno al análisis de este fenómeno, podemos diferenciar dos grandes tipos de formas en la cual este fenómeno puede tener lugar, ya se trate de la reflexión directa (también llamada especular) o la reflexión difusa.

En ambos casos, el fenómeno óptico de la reflexión de la luz es percibido por nuestro ojos, los cuales la transforman en señales lumínicas que son enviadas al cerebro para que este forme las imágenes de lo que estamos viendo, tal como lo señalamos en el artículo “La luz y su Percepción por el ojo humano”.



Reflexión directa.

Tiene lugar cuando las ondas de luz que se propagan por un especio determinado se encuentran con una superficie lisa y pulida; esto genera que los rayos de luz se vean rebotados en una dirección específica de modo tal que la convergencia de éstos van a generar una imagen reflejada, tal como la vemos en los espejos, superficies pulidas, etc.

Esto se debe a que cuando un rayo de luz llega a la superficie donde se separan dos medios distintos, solo una parte penetra en el segundo medio y se refracta porque la velocidad de la luz es diferente en los dos medios, resultando como consecuencia de ello que se generen dos rayos: el reflejado y el refractado o transmitido.

De esta manera, en las superficies lisas y brillantes el ángulo de incidencia es igual al ángulo de reflexión, siendo que así los haces de luz conservan sus direcciones relativas, permitiendo esto que los detalles se vean bien definidos y también que los colores sean precisos e intensos, de forma tal que cuanto más brillante sea la superficie la imagen reflejada tendrá colores más saturados y se podrán apreciar mayor cantidad de tonos.

Reflexión difusa.

Esto se produce cuando la luz incide sobre objetos o superficies que presentan una textura rugosa, lo cual ocasiona que los haces de luz se vean reflejados en múltiples direcciones aleatorias sin que converjan en un punto determinado, de ahí que la reflexión sea difusa. Los rayos que inciden en una superficie mate o rugosa, se reflejan según la orientación que presenten las distintas facetas que conforman la textura de dicha superficie, razón por la cual la luz reflejada resulta dispersada en todas direcciones.

Estas superficies rugosas, antes de reflejar los rayos de luz absovern y difunden el calor de tales ondas de luz, debilitándolas en cierta medida, situación inversa a lo que sucede con las superficies brillantes, que retienen menos energía y reflejan las ondas lumínicas con más intensidad, reflejando así también colores más saturados que los de las superficies texturadas.



La Reflexión & sus Aplicaciones Prácticas.

Según el tipo de material o superficie sobre el cual la luz incida vamos a poder observar diferentes formas en que la luz se refleje, dando lugar a distintos efectos que resultan ser de mucha utilidad a la hora de realizar nuestras fotografías.

Algunas de estas superficies que podemos utilizar en fotografía para aprovechar la luz y generar ciertos efectos fotográficos, podemos mencionar: 

Superficies lisas, cuando la luz incide sobre superficies ópticamente lisas, debido al fenómeno de la “interferencia” (destructiva en este caso), la mayor parte de la radiación que se desvía a consecuencia del “rebote” se pierde, salvo aquella que se propaga con el mismo ángulo que incidió.

Superficies opacas: los materiales opacos absorben la luz y la transforman en calor, y si bien ninguna superficie absorbe la totalidad de la luz que recibe, el nivel de absorción será mayor cuanto más oscuro sea el color.

Precisamente, es por esta razón que en los estudios fotográficos se utilizan “banderas” de tercipelo negro, o paneles de poliestireno expandido (telgopor, poliexpán, polifán, etc.) pintados en una de sus caras de color negro opaco para que absorban la luz, evitando así que la luz rebote.

Por otra parte, estos paneles del otro lado presentan una superficie blanca, para precisamente rebotar la luz y así obtener mayor luminosidad sobre los objetos hacia los cuales se dirige esta luz rebotada.

Superficies traslúcidas: los materiales traslúcidos transmiten luz y la dispersan, de manera que los objetos no se ven claramente a través de esta superficie.

Cuando miramos a través de las mismas, es posible ver las formas que se ocultan tras las mismas pero sin poder percibir detalles.

Por otro lado, las superficies traslúcidas, como por ejemplo el papel fotográfico difusor denominado tough frost (o el papel vegetal), también se utilizan para suavizar la luz, por cuanto permiten el paso de una determinada cantidad de luz a través de ellas, la cual se va tornando más difuminada cobrando así un aspecto más sutil.

Superficies transparentes: los objetos transparentes transmiten luz pero la desvían o refractan, siendo el grado de refracción dependiente del ángulo de incidencia de la luz sobre la superficie.

Este fenómeno ocurre cuando la luz incide perpendicularmente sobre un cristal traslúcido cuyas dos superficies son planas y paralelas entre si.

Si las superficies de cristal son rugosas o no son traslúcidas , la luz se dispersa. Ejemplos simples de este efecto son los espejos, los metales pulidos o el agua de un río (que tiene el fondo oscuro).



Espero que el contenido haya sido de tu interés, y si te parece que le podría servir a alguien más, compartilo en las redes sociales haciendo clic en los botones que tenés abajo a la izquierda.

Si tenés alguna duda o sugerencia, dejámela en los comentarios.

Para recibir más información SUSCRIBITE A MI BLOG Y MANTENETE ACTUALIZADO!

Y si deseas continuar con el curso, te invito a que hagas clic en el siguiente enlace para que veamos: “Tipos de Cámaras Fotográficas: Estenopeica, Visor Directo, Bridge Réflex y Mirrorless“.


¿Hay algún término fotográfico que te genere dudas?

No te hagás problema, porque para eso he diseñado un Diccionario de Fotográfía donde te voy a explicar de manera clara e interesante el significado de las palabras más importantes que tenés que conocer!!

 


 ¿Querés aprender más sobre Fotografía?

• Aprende como aplicar los conceptos más importantes de fotografía para mejorar el manejo de tu equipo fotográfico. • Descubrí las mejores técnicas para hacer fotos increíbles.

Curso Gratuito de Fotografía

¡Sumate al Curso… Ya!!  

Deja un comentario