Omelette de Jamón & Queso

Omelette de Jamón & Queso

En este Post te voy a enseñar cómo preparar un riquísimo y nutritivo Omelette de Jamón & Queso, junto a algunas variantes que podés incorporar para hacer aún más sabroso este delicioso plato.

Soy Galo Fernández y te doy la bienvenida a mi Recetario Paso a Paso.

Avatar de Galo Fernández 2018


El Omelette u Omelete, también conocido como tortilla francesa, es un sencillo plato elaborado con huevo batido y cocinado con manteca (mantequilla) o aceite sobre una sartén de fondo plano.

En el caso de los Omelettes rellenos, que son los más populares dedibo a las inumerable posibilidades que nos ofrecen, en una etapa intermedia de la cocción se procede a incorporar el relleno, para luego doblar el omelet por la mitad.

Constituye una excelente alternativa, que puede combinar en un mismo plato tanto la sencillez de la buena cocina y la sofisticación que le puede aportar nuestra impronta personal, tanto en la combinación de los diferentes ingredientes que podemos utilizar para explorar diferentes sabores, como asimismo en la técnica que podemos utilizar para crear deliciosos sabores en este económico y nutritivo plato que puede ser tan simple y complejo a la vez.



Para empezar a realizar esta sencilla receta, vas a necesitar:

Ingredientes básicos para cada Omelette:

• 2 o 3 Huevos Frescos (según el tamaño de la sartén).

Pimienta Negra en grano.

Sal Marina.

Aceite de Oliva Extra Virgen.

• 50 Gr. Jamón Cocido Natural.

• 50 Gr. de Queso Semiduro (Mozzarella, Gouda, Pategrás o Tybo).

Crema de Leche (Optativo).

Ingredientes Opcionales para nuestros Omelettes:

• Láminas de Tomate crudo o asado.

Cebolla caramelizada.

• Salteado de Hongos Frescos salteados en manteca.

Queso Duro (Parmesano, Reggianito o Sardo).



Preparación del Relleno

Como el Omelette es un plato de rápida cocción, resulta conveniente que tengamos preparado nuestro relleno de antemano, para poder agilizar el trabajo en nuestra cocina.

En primer lugar, vamos a rallar nuestro quesos semiduro, ya sea una rica Mozzarella, o bien un Gouda, Pategrás o bien un Tybo (queso en barra, o de máquina) que también podemos utilizar en fetas.

En cuanto a nuestro jamón cocido, podemos o bien cortarlo en cubitos de unos 5 o 6 mm de lado, o utilizarlo directamente en fetas, para ello es conveniniente que cortemos las mismas en tiras de aproximadamente un centímetro de espesor, para luego poder mezclarla con nuestro queso rallado en hebras gruesas, o bien tiras de queso veteado, para que el relleno se integre, quedando bien aireado, cosa de evitar que el relleno se apelmace.






Preparación de Opcionales

• Cortar los Tomates en finas láminas de aproximadamente 3 mm. de espesor. Para acrecentar el sabor, podés sellarlas en una sartén a fuego fuerte. También podés incorporar algunos condimentos, como ser el orégano que va muy bien con este tipo de preparación.

• Pelamos la Cebolla, la cortamos a la mitad y procedemos a picarla finamente en brunoise, para luego rehogarla en manteca o aceite de oliva, agregando apenas un poquito de sal y pimienta para sazonar.

• Antes de incorporar los Hongos (Champiñones, Portobellos, etc.) a nuestro Omelette de Jamón y Queso, resulta conveniente saltearlos apenas unos cinco minutos sobre una sartén con un poquito de manteca.

Para eso, si tenemos hongos pequeños podemos cortarlos directamente por la mitad, o bien si tienen un tamaño mayor, podemos filetearlos en láminas que no deben ser muy finas, para que los hongos preserven todos los jugos que le dan ese sabor tan especial.

 También es muy buena opción incorporar el sabor que aportan los Quesos Duros como ser el Parmesano, Reggianito o Sardo, de forma tal que potencies el sabor del queso semiblando, dándose así mayor presencia a este ingrediente de tu Omelete.

Sólo tenés que rallarlo formando gruesas hebras e incorporarlo al relleno distribuyéndolo de manera uniforme.



Preparación del revuelto de huevos para nuestros Omelettes

En un bowl colocamos los huevos, juntos con la sal y la pimienta negra molida y con un batidor de alambre o un tenedor, mezclamos todos los ingredientes, revolviéndolos para que se integren, sin llegar a batirlos, es decir, evitando formar una crema totalmente homogénea.

Opcionalmente, podés agregarle a la preparación un chorro de crema de leche (o leche simplemente) para obtener una consistencia más suave y esponjosa, incluso batir enérgicamente los huevos para airear la preparación antes de volcarla sobre nuestra sartén.

Preparación del Omelette de Jamón & Queso

Una vez que tenemos todo preparado, solo falta colocar nuestra sartén sobre un fuego medio para que se vaya precalentando, y colocamos un pequeño trozo de manteca o mantequilla, o bien un chorrito de aceite, y nos aseguramos de distribuir la materia grasa de manera uniforme sobre la base de la sartén.

Volcar el batido de huevos sobre la sartén caliente, y realizamos unos movimientos circulares con la sartén para que la mezcla se distribuya de manera uniforme sobre la superficie de la misma.

Es importante tener en cuenta que aproximadamente durante los primeros 15 segundos de cocción es posible redistribuir el batido de huevos sobre la superficie plana de nuestra sartén, sin que ello traiga aparejado problema alguno.

Dejamos cocinar la base en un fuego suave hasta el punto en que veamos cómo la superficie se empieza a querer a coagular. En este momento, procedemos a incorporar sobre la superficie blanda de los huevos el relleno que hayamos elegido para nuestros Omelette de Jamón y Queso.

Cuando notemos que nuestro Omelette se empieza a despegar de la sartén, con la ayuda de una espátula, vamos a doblarlo por la mitad.

Continuamos con la cocción hasta que nuestro Omelette de Jamón & Queso  adquiera una consistencia firme y presente un agradable color amarillo apenas dorado, sin que llegue a tostarse, ya que el punto ideal está dado cuando obtenemos una suave y deliciosa crema amarilla en su interior.



Tips para prepar unos deliciosos Omelettes:

• Si deseamos obtener una textura más compacta, debemos tratar de batir nuestra preparación lo menos posible, apenas hacer unos movimientos envolventes para integrar los ingredientes, así evitamos agregar burbujas de aire.

• Para poder trabajar con mayor fluidez, y teniendo en cuenta que los huevos se cocinan muy rapidamente, es conveniente tener preparados los rellenos de ante mano, sobre todo aquellos que reuqieran de una cocción previa, como ser un salteado de cebollas, ajos caramelizados, un salteado de camarones o langotinos, etc.

• Cuando utilices como ingrediente adicional hongos o vegetales resulta conveniente que estén previamente rehogados, ya que como los huevos se cocinan muy rápido, el relleno apenas alcanza a calentarse, pero no resulta suficiente para cocinar productos crudos.



Quizá también te puedan interesar estas otras recetas:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.