Corvina Rubia al Limón

Receta de corvinas rubias al limón

En este post te voy a enseñar a preparar unas deliciosas Corvinas rubias al limón, todo un clásico de la cocina costera del Atlántico sur.

Soy Galo Fernández y te doy la bienvenida a mi Recetario Paso a Paso.

Avatar de Galo Fernández 2018


La corvina rubia (Micropogonias Furnieri) es una especie típica de las aguas templadas del suroeste del Océano Atlántico, y una de las especies más abundantes tanto de las costas subtropicales de Argentina, como así también del Uruguay y de Brasil.

Es un pescado muy difundido en la gastronomía Sudamericana, ya que debido a que habita en aguas de poca profundidad resulta de fácil pesca, tanto para aficionados como para los pescadores más experimentados.

Es un pescado muy magro, sobre todo aquellos que son pescados en estado salvaje, los cuales también presentan una gran cantidad de nutrientes (especialmente proteínas y Omega 3/6) gracias a su alimentación y la actividad que desarrollan estos peces nadando largas distancias en el océano.

Tanto en la Costa Atlántica Argentina, como asimismo en las playas uruguayas y brasileras, es posible adquirir estos peces tanto en los clubes de pesca, como asimismo a los pescadores que suelen lanzarse a la mar bien temprano por la mañana, para luego vender a su regreso la pesca fresca del día.


 


Ingredientes para las Corvinas Rubias al Limón:

• 2 Corvinas (aproximadamente entre un kilo o kilo y medio por unidad).

• 3 Limones.

• 4 dientes de Ajo.

Aceite de oliva extra virgen.

Ingredientes para la Guarnición:

• 1 Kilo de papas.

• 1 pimiento rojos.

• 3 cebollas blancas.

• 2 tomates redondos.

• 1 Cucharadita de jengibre fresco.

Ingredientes para el Aderezo:

Pereji.

• 1 diente de Ajo.

• 1 Limón.

Sal.

Pimienta negra.



Preparación de las Corvinas.

Para preparar nuestras corvinas, vamos a empezar por limpiar bien los pescados y dejarlos marinar de un día para el otro.

Finalmente, al día siguiente, vamos a empezar por preparar una guarnición de vegetales, en la cual vamos a hornear nuestras corvinas.

Limpieza de los pescados.

• Para comenzar con la limpieza del pescado, vamos a efectuar un corte longitudinal desde la cola hasta la cabeza, para así dividir nuestra corvina en dos mitades.

• Procedemos a extraer todas las vísceras y las branquias y con un cepillo duro cepillamos el interior del pescado debajo de un chorro de agua.

• Luego retiramos las escamas, o bien con un cuchillo o con un desescamador, cuidando siempre de ir en el sentido contrario de las escamas, es decir, raspamos desde la cola del pescado en dirección hacia la cabeza.

• Una vez que hayamos terminado, enjuagamos el pescado y pasamos la mano sobre la piel para corroborar que no quede ninguna escama.

Marinado de las Corvinas.

Para que nuestras corvinas sean más tiernas y obtengan un agradable sabor alimonado y aromático, vamos a preparar el siguiente marinado:

• En primer lugar tenemos que exprimir 3 limones y reservar su jugo. A continuación vamos a rallar los dientes de ajo, o bien podemos picarlos en trozos bien pequeños y luego incorporamos el ajo al jugo de limón.

• En una fuente o Tupperware, vamos a colocar una corvina con la piel hacia el fondo y sobre la carne vamos a verter nuestro jugo, cuidando de distribuir la preparación de manera uniforme sobre la carne del pescado. Repetimos el proceso con la segunda corvina, y luego tapamos el recipiente y lo llevamos a la heladera.

• Dejamos maridar el pescado de un día para el otro, o bien, podemos dejarlo descansar durante 48 horas, para obtener un sabor más intenso.


Preparación de la Guarnición.

• Empezamos por encender el horno para que se vaya precalentando mientras vamos preparando los vegetales.

• Empezamos por lavar y pelar las papas (o patatas), las secamos y las cortamos en rodajas de medio centímetro de espesor y las reservamos en un bowl. Incorporamos un poco de aceite y las revolvemos para que las papas estén recubiertas de manera uniforme.

• En una placa de horno, colocamos las papas, distribuyéndolas uniformemente sobre la superficie y las llevamos al horno para que se vayan pre cocinando, durante unos 15 a 20 minutos hasta que la base quede dorada.

• Mientras las papas se van cocinando, pelamos y cortamos la cebolla en rodajas de medio centímetro de espesor, y asimismo lavamos y cortamos los pimientos colorados en tiras de medio centímetro. Colocamos los ingredientes dentro de un bowl, le agregamos un poco de aceite de oliva, revolvemos y reservamos.

• Retiramos del horno la placa con las papas, las damos vuelta y luego las cubrimos con la cebollas y los pimientos rojos, y volvemos a llevar la placa al horno durante unos 10 minutos.

• Mientras se va cocinando nuestra guarnición, lavamos los tomates, le quitamos el tronquito, lo cortamos formando pequeñas cuñas o gajos, los colocamos dentro del bowl y rociamos con aceite de oliva. A continuación, vamos a picar o rallar el jengibre y lo mezclamos con los tomates.

• Retiramos nuevamente la placa del horno, integramos los ingredientes y luego los cubrimos con los trozos de tomate, y llevamos la placa nuevamente al horno durante unos 5 minutos más.

Preparación del Aderezo.

• En una tabla de picar procedemos a picar muy finamente un manojo pequeño de perejil junto con un diente de ajo.

• Colocamos el ajo y el perejil picado dentro un cuenco e incorporamos la sal, pimienta y el jugo de medio limón. Revolvemos la preparación, y a continuación incorporamos unas 4 cucharadas de aceite de oliva y revolvemos bien los ingredientes hasta obtener una preparación uniforme.

Horneado de las Corvinas.

• Con el aderezo que hemos preparado vamos a untar las corvinas por el lado interno, y luego las colocaremos sobre la placa de horno en donde hemos pre cocinado nuestra guarnición.

• Luego cortamos la mitad del limón que nos sobró de la preparación del aderezo en finas rodajas y las colocamos sobre la carne de de la corvina.

• Colocamos las corvinas en el horno, y según el peso y el tamaño, vamos cocinarla durante unos 15 a 25 minutos a fuego moderado suave.



Tips:

• Siempre que cocinemos pescado, debemos procurar obtener productos de la mejor calidad posible, por ello, si vamos a comprar pescado a una tienda o pescadería, es importante que miremos los ojos del pescado y que los mismos estén bien brillantes, que tengan las agallas bien rojas, y asimismo que el aspecto general del pescado sea firme y brillante.

• Como es sabido, las carnes de pescado son muy delicada, por ello debemos procurar cocinarlo a temperatura baja (menores a 180 grados Celcius) durante el tiempo justo y necesario. De esta manera nos aseguramos de no perder volumen, como asimismo de que el pescado no se reseque y quede con una textura suave y agradable. En caso de dudas, es un buen consejo controlarlo, y si le falta tiempo de cocción volver a colocarlo dentro del horno hasta que llegue a su punto justo.

• Para acompañar este tipo de pescado resulta ideal acompañarlo con un buen vino blanco fresco y suave que nos permita resaltar las texturas y los sabores de este tipo de plato, como podría ser el caso de un Chardonnay o un Sauvigñon Blanc.


 


Quizá también te puedan interesar estas otras recetas:

Omelette de Jamón y Queso.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

error: Content is protected !!
A %d blogueros les gusta esto: